...

White·Devil: No entiendo a mis contemporáneos. No entiendo a mis semejantes...

30.3.11

La típica chica atípica.



Le devolvió la sonrisa a su reflejo en el agua, mientras movía los pies y los peces huían de sus salpicaduras. Era, como ya sabrás, la típica chica que se asustaba con Scooby Doo, que adoraba las galletas y el chocolate, y le volvían loca las tardes de picnic y agua cristalina en el río del parque. La típica chica que llamaría a su gato Sargento Botas Peludas. La típica chica que se subía a los árboles, y cantaba canciones de Disney sabiendo que para ti, ella era una princesa. La típica chica que se metía con ropa en el agua y después se quejaba de haberse mojado. Y se reía de ti por no querer mojarte aquellas tardes de invierno. La típica chica que cuando estabas dormido tumbado en la hierba, venía empapada y te daba un abrazo que congelaba tus huesos. Y que le encantaba enfadarte y hacerte correr tras suya. Y tentarte hasta que al final caías al río. La típica chica a quien le encantaba cómo tu sonrisa se hacía un hueco entre el agua de tus mejillas.

La típica chica atípica que te encuentra y te cambia el rumbo.
Que te enseña a vivir.
Así era Lilith.
Aunque ya lo sabes, prefiere que la llames Lee.

KFU

2 comentarios:

  1. Un microrrelato muy bonito. Me ha gustado.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias! Necesito oír eso de vez en cuando! (:

    ResponderEliminar

Regaladme palabras.

Asco de vida!